Las empresas unipersonales cuyos ingresos anuales no superen el equivalente de 305.000 unidades indexadas cotizadas al inicio del ejercicio:

  • no tributan IRAE ni IPAT;
  • sólo pagan mensualmente un IVA mínimo y fijo, $ 1.600 durante el año 2008;
  • no discriminan ni agregan IVA en sus facturas;
  • no presentan declaraciones juradas ante la DGI.

Si no se trata de empresas unipersonales, lo antedicho tiene las siguientes limitaciones:

  • las entidades comprendidas en el literal A del artículo 3º del Título A, en particular todo tipo de sociedad comercial o personal salvo las sociedades de hecho integradas exclusivamente por personas físicas residentes, tributan IPAT pese a estar exoneradas de IRAE;
  • las demás entidades pluripersonales no sujetas al pago de IPAT, en particular las sociedades de hecho integradas exclusivamente por personas físicas residentes, deben declarar su patrimonio y la cuota parte correspondiente a cada integrante.

No pueden ampararse a este régimen:

  • los transportistas terrestres de cargas;
  • quienes obtienen rentas derivadas de la actividad agropecuaria;
  • quienes hayan optado por tributar IRAE en lugar de IRPF;
  • quienes obtengan, sea parcial o totalmente, rentas no empresariales, es decir que no deriven de la combinación de capital y trabajo.

La empresa pasa al régimen general desde el mes que supera el tope de 305.000 UI, o antes si así lo desea, debiendo permanecer en el régimen general al menos durante tres ejercicios. En ningún caso los pagos mensuales mínimos, que corresponden desde el inicio de actividades, dan derecho a crédito o devolución. Cabe destacar, como formalidad agregada por el Nuevo Sistema Tributario, que deben exigir constancia de su régimen fiscal en las facturas de los bienes y servicios que adquieran.
Los contribuyentes de IRAE no pueden deducir como gastos los bienes y servicios adquiridos a los contribuyentes del literal E, aunque cabe acotar:

  • la limitación es intrascendente para quienes liquidan IRAE por el régimen ficto;
  • quienes liquidan IRAE por el régimen de contabilidad suficiente pueden sí deducir los bienes y servicios que integren su costo venta aunque hayan sido adquiridos a contribuyentes del literal E.

Se han aclarado algunas pautas del ajuste anual de IRPF que todos los empleadores deben efectuar en diciembre 2007:

  • Se calcula la retención global del segundo semestre y se deduce lo efectivamente retenido entre julio y noviembre.
  • Tanto sobre las rentas como sobre las deducciones, se aplican las escalas anuales reduciendo a la mitad los valores que limitan cada escalón.
  • Como la BPC se mantuvo invariable durante todo el año, a todos los efectos se toma como equivalente a $ 1.636.
  • No es renta gravada la parte del aguinaldo que se paga en diciembre pero que fue generada en junio, pero es deducible el aporte personal sobre el mismo.
  • Las deducciones se consideran desde el mes de su vigencia, y no desde el mes siguiente a su presentación como en las retenciones de los otros meses.
  • Por el contrario, las declaraciones de no aplicación del MNI se consideran a partir del mes siguiente a su presentación, pero nunca antes de octubre.
  • Para calcular el IRPF sobre rentas en situaciones de multiempleo o ingresos múltiples, el modo más sencillo es agregar $ 8.180 fictos en cada mes que no corresponda aplicar el MNI y utilizar la escala principal para rentas.
  • De hecho se eliminan los restantes desajustes transitorios que fueron necesarios al inicio de la vigencia del impuesto. Para ello la renta computable se calcula como el neto de: Partidas gravadas por CESS – Partidas gravadas por CESS pero no por IRPF + Partidas gravadas por IRPF pero no por CESS.

Additional information