El surgimiento del IRPF y los continuos cambios en las normas que lo regulan ameritan revisar los errores más frecuentes al momento de liquidar haberes. Aunque muchos de ellos están directa o indirectamente vinculados al impuesto ya citado, la experiencia indica que también existen otros independientes del IRPF.


He aquí una lista no exhaustiva de los errores encontrados con más frecuencia:
1) Incumplimiento de las exigencias del decreto 108/007 respecto a recibos de salarios.
2) Insuficiente documentación que respalde la liquidación de haberes, por ejemplo aplicación del complemento reducido de aporte obrero al FONASA sin la correspondiente declaración del trabajador.
3) Errores de hecho en los datos de base asumidos o en los cálculos, los cuales son más frecuentes en haberes no mensuales u ocasionales.
4) Errores en el tratamiento a efectos de los aportes sociales o del IRPF de las mismas partidas no mensuales u ocasionales.
5) Ausencia en el recibo de salario de la información que permite que el mismo sirva de resguardo de las retenciones de IRPF, generalmente asociada a la no entrega de ningún resguardo específico.
6) Manejo inadecuado de los formularios 3100 del personal, y aplicación incorrecta o a destiempo de la información proporcionada en los mismos.
7) Realización a destiempo del ajuste anual del IRPF, y en ocasiones con errores de cálculo o partiendo de datos inconsistentes.
8) No entrega en tiempo y forma de la información anual, ahora acumulados mensuales en el año, exigida por el IRPF.
9) Insuficiente revisión de los montos calculados por el BPS, dejando diferencias que potencialmente pueden dar lugar a reclamos y sanciones ulteriores.

Para detectar y corregir estos y otros problemas se requiere una revisión exhaustiva del sistema de liquidación de haberes, entendiendo como tal no sólo el software o los medios utilizados a dicho efecto sino también los procedimientos que anteceden, acompañan y siguen a dicha utilización. En cualquier caso se requiere un sistema suficientemente planificado, probado y sistematizado para garantizar razonablemente la no ocurrencia de errores al llevar a cabo esta obligación fundamental de todo empleador.

Additional information