A partir del 1º de julio de 2011 más titulares o dueños de empresas unipersonales se incorporan como beneficiarios del SNIS y por ende pasan a tributar al FONASA, y algunos beneficiarios y contribuyentes previos modifican su aportación.

Hasta el 30 de junio de 2011 son beneficiarios del SNIS los titulares de unipersonales de Industria y Comercio con hasta un dependiente, así como los del Sector Rural -y también sus cónyuges- que así opten. Los primeros aportan sobre un monto imponible de 6.5 BPC, o concretamente el 8% de una BPC si aportan por actividad dependiente. En el Sector Rural se aportan determinados porcentajes sobre el valor de la cuota mutual.

Las leyes 18.211 y 18.731 y el decreto del 27 de junio de 2011 incorporan al SNIS a los titulares de unipersonales con entre dos y cinco dependientes, así como -en una modificación que alcanza a varios otros colectivos y que se aplica cualquiera sea el número de dependientes-a todos los titulares de unipersonales cuya actividad sea la prestación de servicios personales. La segunda modificación a su vez deja sin efecto, en los casos correspondientes, el aporte al FONASA indicado en el párrafo anterior.

La contribución anual al FONASA de los beneficiarios del SNIS está limitado a partir del año 2011, y a esa contribución se imputan todos los aportes personales del interesado al mismo FONASA, incluyendo los realizados como titular de una empresa unipersonal y cualquiera sea la actividad de ésta.

Los titulares de unipersonales cuya actividad es ajena a la prestación de servicios personales, con hasta un dependiente o con más de cinco dependientes, mantienen a partir del 1º de julio de 2011 la situación de cobertura y aportación previa a esa fecha. Los restantes, es decir los dueños de las unipersonales que emplean entre dos y cinco dependientes, se incorporan efectivamentea la cobertura y a la aportación.Lo indicado en el párrafo anterior es también aplicable a los titulares de estas unipersonales; por simples razones numéricas, esto es de interés sólo si estas personas prestan servicios personales aparte de las unipersonales.

Las unipersonales cuya actividad es la prestación de servicios personales agregan el tipo de aportación 11, mientras que en su tipo de aportación previo (1 o 3) cambian a 99 el código de salud del titular. De este modoya no se hará el aporte al FONASA indicado en el segundo párrafo de esta nota sino el correspondiente, a partir del 1º de julio de 2011, a la generalidad de los prestadores de servicios personales fuera de la relación de dependencia.

Cuando la actividad de la unipersonal es mixta, es decir que incluye la prestación de servicios personales y otra actividad ajena a dicha prestación, se agrega el tipo de aportación 11 pero no se modifica el código de salud del titular en el tipo de aportación previo. En este caso coexistirá el aporte tradicional indicado en el segundo párrafo y el nuevo de los prestadores de servicios personales independientes; como éste secalcula sólo a partir de los ingresos derivados de la prestación de servicios personales, dejando de lado los ingresos derivados de la otra actividad, no existe doble imposición sobre la misma base imponible.

Para terminar cabe advertir que este comentario es emitido el 30 de junio de 2011 a partir de las disposiciones ya citadas y de información brindada por el BPS; en consecuencia, además de no cubrir ni pretender cubrir todos los casos ni todos los aspectos posibles, lo aquí dicho va a ser ratificado o rectificado por ulteriores aclaraciones del BPS o disposiciones normativas.

Additional information